RSS

Category Archives: Africa

Top 10 de Ciudades Magníficas!

Este es el listado de las que consideramos son las mejores ciudades que visitamos durante este viaje alrededor del mundo. Son muy distintas unas de las otras pero todas tienen un atractivo especial que las convierte en Ciudades Magníficas!

1. Roma, Italia

Una buena definición que se le puede dar a Roma es la de -Museo Callejero- y es que en cada esquina de esta preciosa ciudad se encuentra uno con una gran obra de arte, con una calle histórica o con monumentos tan famosos e históricos que pareciera que toda la historia de la humanidad como la conocemos estuviera allí, en un solo lugar. Esta ciudad es una de las mas importantes de la historia de occidente y una de las que ha tenido mayor peso e importancia en los últimos 3000 años, es decir: 30 siglos!. Es una ciudad con carácter, con garbo, con mucha personalidad. Todos los caminos de un viajero debieran conducir a Roma, es simplemente espectacular!

La Fontana di Trevi

Monumento a Victor Manuel II, primer rey de Italia

2. Estambul, Turquía

En el siglo XVIII fue llamada la -Roma de Oriente- cuando, en la Edad Media, y siendo parte de un imperio cristiano, se llamaba Constantinopla. Anteriormente se llamó Bizancio, y fue la capital del imperio bizantino. Es decir, esta ciudad tiene toda la grandeza y toda la historia que uno se pueda imaginar. Es una ciudad en donde se juntan armoniosamente oriente y occidente, y es que además el río Bosforo no solo divide la ciudad en dos, sino también a Asia de Europa. Los lugares más representativos de esta ciudad (Mezquita Azul, Basílica de Santa Sofia, Palacio de Topkapi, entre otros) son de quitar el aliento.

La Mezquita Azul

Interior de la Basílica de Santa Sofía

3. Praga, República Checa

Conocida como La Ciudad de las Cien Torres o La Ciudad Dorada, visitar Praga es como introducirse en un cuento de hadas en el que una paciente princesa espera a su amado al final de cualquiara de las mágicas y magníficas torres. Es una ciudad que parece haber sido construida para el simple disfrute de los sentidos. Con algo de imaginación, es fácil transportarse hasta épocas medievales e imaginarse esta maravillosa ciudad varios siglos atrás. Tiene la fama de ser la ciudad más hermosa de Europa, que sin duda es una fama muy bien ganada!

Calles de Praga

Una de las muchas torres de Praga

4. Pekín, China (Ver post –De Pekín a Xi’an: 15 horas…– para leer la aventura que vivimos al irnos de Pekín en tren, y –No es mito, es realidad: en China comen de todo– para conocer un mercado tradicional de Pekín)

Con más de 20 millones de habitantes y una contaminación extraordinaria, esta es una caótica ciudad que puede intimidar a muchos. Pero al mismo tiempo se trata de una ciudad vibrante y en constante evolución que se desarrolla a pasos de gigante mientras lucha por mantener su carácter tradicional. Pekín es una ciudad de contrastes en la que los modernos rascacielos comparten espacio con las pequeñas casas tradicionales ubicadas en los antiguos hutongs de la ciudad. Cada detalle cotidiano de la vida de esta ciudad resulta curioso para un viajero occidental. Lugares como la Ciudad Prohibida, el Palacio de Verano, el Templo del Cielo o caminar por los barros antiguos, bien valen una visita a esta ciudad. La ciudad cuenta con una -cara oscura-, manifestada por sus habitantes (no todos, pero si muchos) que tienen por costumbre escupir, gritar y empujarse… incluso por vivir este tipo de experiencia, no hay que olvidar incluir a Pekín en la lista de viajes por hacer!

Templo del Cielo

Artistas de la Ópera de Pekín

5. Copenague, Dinamarca (ver post –En Dinamarca hay dos reinas…– para mas información de esta ciudad y el gusto por la bicicleta, y –Elephant Parade, le exhibición pro defensa del elefante de Asia– sucedida en Copenague)

Esta ciudad ha sido número uno para varias publicaciones como la mejor ciudad para vivir en el mundo y es que su vida cultural, posibilidades de transporte, bajísimos niveles de delincuencia, baja contaminación y arquitectura, la hacen una ciudad realmente maravillosa. Es una ciudad en donde transportarse en bicicleta es parte del estilo de vida de los habitantes de la ciudad y eso ya la hace muy especial.

Guardias de la Reina Margarita II

Barrio Nyhavn, parada obligada en Copenague

6. Budapest, Hungría (ver post –Budapest, una gran sorpresa de ciudad– para más información de esta ciudad)

Ha sido llamada la “ciudad más hermosa del rio Danubio”, y este rio atraviesa muchas ciudades, muy hermosas y muy famosas! Este rio separa en dos a Buda y a Pest dos grandes ciudades que hoy se unen para formar una de los lugares que nos causó mayor impacto positivo durante este viaje.

Castillo de Buda de noche

Exhibición de productos a base de Paprika en Mercado típico

7. Paris, Francia

Es muy poco lo que se pueda decir de Paris que no se haya dicho antes y es que es una ciudad realmente extraordinaria. Tiene una belleza que impacta todos los sentidos. Los artistas callejeros, los cafés, los famosos monumentos, los parisinos antipáticos, el rio Sena, todo es muy famoso en esta ciudad y con unas pocas horas de visita es fácil ver reflejado en sus calles eso y muchas cosas más. “Paris no tiene esquina fea” fue la frase que repetimos una y otra vez mientras visitábamos esta hermosa ciudad.

Torre Eiffel de noche

Museo de Louvre de noche

8. Chefchaouen, Marruecos (ver post –Un día de 48 horas: la llegada a Marruecos– para más información de la aventura justo antes de llegar a esta ciudad)

Chefchaouen es una pequeña y encantadora ciudad marroquí que queda en la falda de la Cordillera de Rif al noroeste del país. Su Medina pintada completamente de azul es bastante tranquila y acogedora, algo para nada común en el resto de ciudades de este país. Al caminar por sus estrechas callejuelas serpentinas, más parecidas a un laberinto, el conjunto de sensaciones es muy gratificante. La gran variedad de colores de los diferentes productos de las tiendas y los bazares contrastan con el deslumbrante azulado de sus casas. Sentarse a ver pasar gente y dejar que el tiempo pase en cualquiera de los restaurantes de la plaza Plaza Uta el-Hammam, tomándose un té verde y probando un cuscús recién preparado es una experiencia maravillosa.

Puerta de casa en Chefchaouen

Vista de la ciudad de Chefchaouen

9. Hong Kong, China (Hong Kong es una región administrativa especial que está bajo el Gobierno Popular de China, pero goza de un alto grado de autonomía)

Esta es una ciudad súper moderna que sorprende desde la llegada con el que es considerado el mejor aeropuerto del mundo, o al menos el que ha ganado más premios internacionales, su impecable organización turística y su eficiente sistema de transporte. En esta ciudad se combina muy bien su reciente pasado colonial (hasta 1997 fue colonia británica) evidenciado con una población que habla muy bien ingles (es uno de los tres idiomas oficiales), enormes rasca cielos y sendos mercadillos que dejan ver que en medio de la modernidad a ultranza aun queda espacio para lo tradicional de su herencia china. Son 7 millones de habitantes en tan solo 1,000 kilómetros cuadrados lo que la convierte en uno de los lugares más densamente poblados del planeta. Es una ciudad capitalista en un país comunista, algo que bien vale la pena conocer.

Rasca cielos de Hong Kong de noche

Calle de Hong Kong

10. Oporto, Portugal

Esta ciudad, situada al norte de Portugal junto a la desembocadura del río Duero, es un lugar muy especial y a su vez dificil de definir. Tiene un aire melancólico muy propio de la personalidad del portugués, pero a la vez es una ciudad con mucha vida y muy elegante. Sus paredes forradas en azulejos, sus calles estrechas y los viejos callejones la hacen muy especial.

Fachada tradicional de azulejos en Oporto

Vista de Oporto

Advertisements
 

Tags: , , , , , , , , , , ,

Marruecos, una experiencia agridulce (por: Mónica)

Marruecos ha sido uno de los destinos más difíciles del viaje. Las fuertes diferencias entre su cultura y la nuestra representan todo un reto y provocan que todas las alertas estén puestas en muchos detalles, realmente para mí fue muy estresante. Cada vez que íbamos a cambiar de destino en este país, adoptaba una actitud entusiasta y confiaba en que el siguiente paso me gustaría. Sin embargo, no fue así, y rescatando algunos sitios que visitamos y que fueron de mucho agrado, mi sabor final no es el mejor y evitaría elegir nuevamente este destino.

En el post Un día de 48 horas: la llegada a Marruecos ya contamos lo que fue la hermosa experiencia en Chefchaouen, así como todas las peripecias de la llegada a Marruecos, luego no voy a repetirlo. Posterior a Chefchaouen, nos dirigimos a Fes, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y una de las consideradas ciudades imperiales de Marruecos junto con Marrakech y Meknés.

Fes, tiene una medina espectacular, parecíamos transportados en el tiempo, los olores son penetrantes, especias, carnes, frutas, comida callejera, y cientos de gatos, en fin, es increíble estar allí. Estuvimos hospedados en un B&B o Riad precioso, de la familia Hlimi, la estancia allí fue realmente placentera. Los Riad son casas de locales marroquíes que alquilan habitaciones y sirven desayuno en la mañana, solo pocas familias en Fes se dedican a este negocio y están debidamente agrupadas.

Los que tengan curiosidad cómo es caminar en una medina, pueden ver el siguiente video que hizo Juan Pablo en una de las caminatas por la de Fes. Aparte que hay una conversación entre el guía y nosotros respecto el salto que quiere dar Marruecos hacia una democracia y el cariño que sienten los marroquies por su rey: http://www.youtube.com/user/jpvelasco1234#p/u/1/iOcav6U0Izo

Durante nuestra estancia allí, recordamos con desagrado dos experiencias: la primera relacionada con el chico que se nos pegó como un chicle desde que llegamos para “ayudarnos” a buscar el Riad y quien nos dijo que no nos cobraría por el servicio, y a quien al final tuvimos que darle 4 Euros por caminar quizás 3 cuadras! Y la segunda, sucedió con el guía oficial que contratamos para que nos llevara por la Medina (resalto que nos pareció ameno y serio); estos guías, si bien te llevan a los rincones más recónditos de la ciudad e impiden que te pierdas más de la cuenta entre tanto laberinto, también parecen confabulados con cada tienda y negocio. A todos los sitios que nos llevó, sin excepción, nos ofrecían y mostraban mercancía, hacían demostraciones y hacían todo un “show” de exhibición de productos y contaban historias de miles de años; realmente, parece un montaje y su aparente hospitalidad pierde autenticidad. Allí compramos 10 gramos de cardamomo y 10 de pimienta negra por los cuales cobraron 20 dólares! A petición mía en especial, le indicamos al guía que nos llevara nuevamente al sitio y exigimos que nos regresaran el dinero. En la foto, estoy en este farmacia.

Conservando la base en Fes, hicimos un tour de un día a Meknés, también Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Una Medina preciosa, un poco más calmada, pudimos disfrutar de nuestro tiempo allí, ingresar a uno de los palacios museos, donde JuanPa quedó impresionado con la antigua disposición del Harem e hizo un video del anhelado placer!

Desde Fes, nos dirigimos a Marrakech, y nos hospedamos en un Riad muy agradable, económico y un poco alejado del centro de la ciudad, por lo cual decidimos quedarnos más días de lo planeado, y lo tomamos de base para ir al desierto del Sahara y para descansar (ver post: No pensábamos ir al Sahara, pero valió la pena). Marrakech nos pareció una ciudad muy congestionada y con un mayor montaje turístico. El mismo día que llegamos fuimos a conocer el sitio donde había estallado la bomba unos días atrás, y fue realmente intimidante. No tuve muchos deseos de conocer a fondo la Medina, tenía tan altos mis niveles de stress que prefería quedarme más resguardada en el Riad.

Desde Marrakech emprendimos nuestro viaje al Sahara (ver post: No pensábamos ir al Sahara, pero valió la pena). Muchas horas en carro, unos paisajes increíbles y diferentes a los que siempre habíamos visto. Es emocionante cuando llegamos a Ouarzazate lugar donde montamos los camellos para ir a pasar la noche al desierto! Recuerdo mi asombro con el atardecer tan espectacular, con la hospitalidad de los Bereberes, quienes fueron nuestra guía, cocinaron tahine para nosotros, y bailaron alrededor de una fogata. Valió la pena esta experiencia y el dolor de los huesos magullados por la montada en camello.

Mi experiencia en el baño Hamman y “Las Mujeres” del Riad

“Las Mujeres”, como son llamadas las marroquíes que trabajaban en el Riad, encargadas de la limpieza general y de cocinar, y quienes en varias oportunidades le dijeron a JuanPa que no llevara nada a la cocina y que no lavara, que los hombres no trabajaban en la casa (Qué tal!!!), me invitaron a un baño público para mujeres en Marruecos, llamado Hamman, algo completamente desconocido para mí hasta ese momento. Les pagué una suma de dinero por ir con ellas, y solo sabía que nos íbamos a bañar, y mi nueva amiga Charlotte (Inglesa que trabajaba en el Riad) me dijo que me iba a sentir más limpia que nunca. Con esa poca información, sin nada de valor conmigo, sandalias, y ropa interior que se pudiera manchar, tomé rumbo sola hacia mi aventura. El sitio es como un sauna, hay una mujer mayor sentada en la entrada, a quien las mujeres le entregan algo de dinero y que permite ingresar. El baño está lleno de mujeres locales, quienes asisten al lugar cada semana a bañarse y limpiarse profundamente, es algo muy típico y normal. Una vez adentro, nos desvestimos y solo quedamos en panties; al  principio es muy extraño, pero cuando observé la tranquilidad y naturalidad con la que todas las mujeres me miraban, o ni me miraban, me fui relajando. “La mujer” encargada de mí, me mojó todo el cuerpo con agua caliente, literalmente me bañó, y me aplicó como una especie de henna verde, con cáscara y jugo de naranja para suavizar la piel. Luego, me acostó sobre unas baldosas calientes y me pidió, que respira profundamente y que me relajara. Al cabo de unos 20 minutos, exfolió mi piel con una esponja y me bañó nuevamente, masajeándome y haciendo presión en la espalda. Mientras tanto, seguían llegando mujeres marroquíes al baño, viejas, jóvenes y niñas a limpiar sus cuerpos y creo que algo más, porque es un espacio tan íntimo, tan personal, en el cual los hombres no tienen el derecho a ingresar, y eso es mucho decir en esa cultura, en la que los derechos de las mujeres son limitados, en la que están sujetas al hombre (y más aún si están casadas) y están programadas a permanecer en casa mientras los hombres salen a trabajar y a llevar el sustento, debe ser como un escampadero! Realmente, fue una experiencia muy íntima y femenina, diferente! Luego, caminando por Roma, pasamos por la vitrina de un spa en la que promocionaban el Hamman, lo que me hizo pensar, que estuve en un “spa” muy autóctono y natural, recibiendo todo un tratamiento de limpieza y a precio de locales! Una experiencia inolvidable.

El sabor final

A Marruecos, quizás no volveríamos. Yo creo que no ven personas, sino signos ($) caminando y a quienes se les puede vender o pedir algo. Te piden dinero por todo, si tomas una foto, te abordan estirando la mano pidiendo que pagues por ello, si te ofrecen ayuda para darte una dirección, o te ayudan en el aeropuerto y te guían en cómo llegar al hotel, esperan que les pagues. Esta actitud la vivimos en todos los sitios, algunos en menor o mayor medida, pero en todos. Aunque conocimos marroquíes amables, en particular en los hoteles o Riads en los que nos quedamos, la sensación general cuando salíamos a la calle era de acoso, el lenguaje corporal de los hombres hacia las mujeres, en especial las extranjeras, en muy agresivo, intimidante. Quizá por eso es que digo: quizá no volveríamos.

*          *          *

La ruta que seguimos en los 11 días en Marruecos fue la siguiente:

Tarifa (Puerto de España en donde se toma el ferry hacia Turquía)–Tanger (Puerto de llegada en Marruecos)–Tetouan–Chefchaouen–Fes–Meknés—Marrakech–Ouarzazate–Zagora–Marrakech–Vuelo a Madrid.

 
1 Comment

Posted by on July 25, 2011 in Africa, Marruecos

 

Tags: , , , , , , ,

Un día de 48 horas: la llegada a Marruecos

(Este post fue escrito el mismo día en que llegamos a Marruecos, el 1 de mayo de 2011)

Después de pasar unos fabulosos días en España, Portugal y el sur de Francia, venía el siguiente paso de esta aventura: África. Marruecos era el único país de este extenso continente que habíamos decidido visitar.

Encontrándonos en Cádiz y a un día de salir para el puerto de Tarifa en España para cruzar la frontera en ferri, nos enteramos que en Marrakech, un kamikaze se inmoló e hizo estallar un bomba en un restaurante en el corazón turístico de la ciudad, el resultado: 16 muertos, la mayoría turistas. Al Qaeda el principal sospechoso. En su página web lanzaron amenazas contra el país y al parecer se podrían estar concretando.

La pregunta natural era definir si en momentos de tanta convulsión en el mundo Árabe Musulmán sería buen momento visitar uno de estos países. Decidimos quedarnos un día mas en Cádiz para meditarlo, ver noticias y pedirle a Dios confirmación sobre qué hacer.

Caminando en Cádiz pasamos por un almacén para comprar una chalina para Mónica; y la dueña del lugar, Alicia, una Argentina con muchos años de vivir en España, había estado en Marruecos muchas veces y en varios países Árabes. Nos habló maravillas del país, nos dijo en qué lugares seguramente no habría riesgo para comenzar el viaje a Marruecos, nos llenó de buena energía y con sus palabras y consejos llegó la confirmación esperada, nos íbamos al siguiente día.

El día comienza muy temprano para tomar el bus de Cádiz a Tarifa en donde tomaríamos el ferri al puerto marroquí de Tánger. Tánger, principal entrada a África de Españoles y Europeos en general, tiene una reputación bastante mala, aunque como en todo, siempre hay quien la defienda. Es como la muchacha de “vida alegre” de la que todo el mundo sabe que lo es, pero siempre hay uno que lo niega y dice de ella lo buena hija que fue varios años atrás.

De Tánger se dice de todo: los falsos guías (Faux Guides) que por ganarse unos pocos Dirhams (la moneda local) te embaucan en planes que no existen, o quieren comisionar con los vendedores de artesanías, cuero u otros cuando el turista incauto se deje tentar por el maravilloso “primo” que les va a ofrecer el mejor precio de lo que buscan, “sin intermediarios”. También están los Taxis, que siempre quieren cobrarte 10, 20 o más veces lo que realmente cuesta una carrera, aparte que no solo hay un tipo de taxi sino que hay varios: los de la línea amarilla en la parte baja que se suponen los oficiales, los espontáneos, los que tienen el aviso de TAXI en la parte alta pero que quizá ni lo sean, y los Grand Taxis que son taxis compartidos que solo hasta que se llenan comienzan la carrera. Diferentes tipos pero un elemento común: siempre hay que regatear y hacerlo duro.

Pues bien, Tánger nos recibe con todo su repertorio en pleno. Llegamos, y el primero que nos aborda es un Faux Guide que mostrándonos su escarapela con foto, sellos, firmas y toda la supuesta formalidad nos ofrece su desinteresada ayuda, apalancándose con la frase “¡tranquilos, yo soy un guía oficial, si no lo fuera no tendría la policía a mi alrededor!” (lo que quiso decir fue: “el policía y yo somos de los mismos, denme la oportunidad y acá caen”, esa fue la primera prueba superada, después de cinco veces de decirle “no”, se fue.

La estación de bus en la que tomaríamos el transporte a Chefchaouen (lugar recomendado por Alicia, la Argentina de la chalina de Mónica), según las guías quedaba al salir del puerto, así que comenzamos a buscarla. Para nuestra sorpresa todos nos decían que debíamos tomar un Taxi para llegar allá, así que ni modo, teníamos que movernos rápido y fuimos a cambiar dinero para tomar el taxi a la estación de buses. Cambiando dinero comenzó la primera oferta de taxi de un “espontáneo” que vimos que estaba al lado nuestro siguiendo lo que hacíamos. No nos generó confianza, le dijimos que no (varias veces). Después llegó otro taxista (de la línea amarilla en la parte baja) que nos seguía por donde íbamos y nos gritaba el precio que nos cobraba a la estación, echaba reversa, adelantaba, daba la vuelta, volvía, como desesperado perrito esperando a su amo. Uno no sabe cómo todo el mundo se entera para donde uno va pero pasan segundos y todos a tu alrededor saben de tus necesidades.

Vimos a un policía y le hablamos. Le quise preguntar cual era la manera de ir a la estación de buses y la respuesta fue “¡En taxi!”, pero queríamos saber cuál era el más seguro y su capacidad políglota, muy típica de los marroquies como que se agotó de un momento a otro y lo único que hizo fue apuntar al tercer taxi que nos estaba ofreciendo sus servicios, en este caso un Mercedez Benz viejo que al menos en el techo decía “Taxi”. Negociamos el precio, y salimos de camino a la estación de buses.

Cuando llegamos a la estación, pensamos: “¿Es esta?!!!”. Si, habían buses parqueados y si, parecía una estación, solamente que se veía tal desorden que comenzamos a dudar si estábamos en el lugar correcto. Apenas llegamos, una persona nos aborda diciéndonos “¿Chefchaouen?” y en un lugar en donde todo está escrito en Árabe y un poco en Francés y que no sabes bien cómo moverte, aun atontados por la experiencia de los taxis, la respuesta fue un “sí”. Nos lleva a comprar los tiquetes, pagamos, nos los entregan, nos preguntan de dónde somos, sonríen y dicen “Shakira!”, salimos, nos dice en donde esperar el bus y que el mismo llegaba en 10 minutos. A los 5 minutos nos dice que va a llegar una hora más tarde porque era a las 15 horas de Marruecos, no de España, nos damos cuenta que posiblemente había otro bus que salía más temprano y nos hicieron comprar uno que salía màs tarde.

Detallamos lo tiquetes y todo está en Árabe ilegible, solo alcanzamos a entender un “15” y un “30,00” y no era claro ni el lugar al que íbamos. Mónica vuelve decidida a la oficina de la empresa de buses a buscar “aclarar la verdad” de lo que estaba pasando, pregunta cuánto cuesta el tiquete a Chefchanouen y a que horas salen, nos confirman, sale a las 15 y cuesta 30. Ahora la pregunta era si el tiquete si decía nuestro destino así que buscamos a un mesero de un café y nos confirma que en el tiquete si está escrito nuestro destino.

Minutos después, nos avisan que el bus llegó, vamos a verlo. Sí, había un bus, pero el destino estaba en Árabe y las letras no coinciden con la del tiquete. Una persona comienza a pedirnos que subamos el equipaje al bus, pero faltaba casi media hora para partir y nos pareció que pudiera ser un timo para robárnoslo así que nos rehusamos con cualquier disculpa. Una vez decidimos montarlo al bus, el asistente nos quiere cobrar 1 Euro por cada maleta y le decimos que no, que ya pagamos por el tiquete. Llama a una persona para que lo apoye en la torre de babel que hubo en ese momento, y esta persona confirma la farsa. Al final aceptamos pagar esperando que eso ayude a que el equipaje llegue al destino.

El bus sale y Mónica y yo mudos, observando todo, la gente, las mujeres con sus vestimentas musulmanas, los hombres algunos con sus atuendos de herencia tribal berebere, de fondo música local, no parpadeamos por un buen tiempo, todo parecía surreal o irreal o ambos, estábamos en un bus lleno de locales, en donde los únicos “diferentes” era el par de turistas (nosotros) con sus camisas Columbia estilo occidental, como “mosco en leche”, literalmente.

Tres horas y media después y habiéndonos ya soltado un poco (al menos ya teníamos certeza de estar en el bus correcto y la gente alrededor estaba siendo amable y tranquila) llegamos al pueblo de Chaouen (nombre con el que también conocen a Chefchaouen) ingresando entre una cadena montañosa espectacular. La primera impresión fue un fuerte: “oh oh, en dónde nos metimos!”, se veía un pueblo simple, sin gracia.

Con la ayuda de un pasajero del bus, miembro de un grupo musical que iba a tocar esa noche en el pueblo, llegamos a un hotel sin mayores pretensiones, nos instalamos y salimos a conocer. Vale decir que hasta acá, el entendimiento de lo que es una “Medina” era un concepto desconocido para nosotros.

Salimos a caminar siguiendo lo que las guías aconsejaban visitar y todo estaba dentro de la Medina. Ingresamos al lugar y comenzamos a encontrarnos una serie de calles y callecitas por todo lado, un laberinto completo. Hasta ese momento podíamos ser los únicos con pinta de occidentales, no habíamos visto un solo turista. Caminamos y caminamos, aun sin rumbo fijo y sin la tranquilidad de preguntarle a alguien hacia donde llegar, no sabíamos si quiera en que idioma hablar.

Poco a poco fuimos descubriendo el lugar en el que estábamos y viendo su arquitectura. Comenzamos a ver un poco de turistas y a tranquilizarnos por esto, ya no estábamos en medio de la nada y “solos”. La Medina comenzó a aclararse ante nuestros ojos y la belleza de este lugar nos comenzó a cautivar. Se trata de una de las Medinas más hermosas de Marruecos, con sus casas pintadas de blanco y azul y un inconfundible sabor Andaluz es un lugar simplemente precioso.

Llegamos a la Plaza Uta el-Hamman, dominado por el Kasbah y la Gran Mezquita. Escuchamos por primera ver el llamado a la oración de los Musulmanes y vimos como su gente (principalmente hombres) se dirigía camino a la mezquita a tener su momento de oración. La plaza esta rodeada de restaurantes y cafés en donde los dos platos más típicos del país, Cuscús y Tajín son ofrecidos  por doquier, siempre acompañado del típico té verde.

Al llegar al hotel y al estar escribiendo estas memorias sentimos como si hubiéramos tenido realmente un día de 48 horas, estamos exhaustos. Hubo momentos de mucha tensión en todo el proceso de llegada a Chefchaouen, tan es así que ni siquiera nos sentimos cómodos sacando la cámara para tomar fotos, pero el premio mayor valió mucho la pena. Si alguna vez quieren visitar Marruecos no dejen de visitar este precioso pueblo.

Acá termina esta crónica de nuestro primer día en Marruecos y los dejamos con fotografías de Chefchaouen.

This slideshow requires JavaScript.

 
2 Comments

Posted by on July 9, 2011 in Africa, Marruecos

 

Tags: , , ,

Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO visitados (I Parte)

Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO visitados (I Parte)

Este post tiene como objetivo listar los lugares considerados Patrimonios de la Humanidad por la UNESCO que hemos visitado durante nuestro viaje. Esta es la primera parte y a medida que avancemos habrá otros capítulos.

Vale la pena, para comenzar, explicar de manera muy rápida en que consiste el trabajo que hace la UNESCO al clasificar estos lugares. La idea de crear un movimiento internacional para proteger el patrimonio, se generó despues de la Segunda Guerra Mundial. En 1972 la Convención concerniente para la Protección del Patrimonio Cultural y Natural desarrolló dos movimientos separados: uno, enfocado en proteger los sitios culturales y el otro para encargarse de la protección de los lugares de alta significancia natural. Todo nació, cuando la UNESCO desarrolló una campaña mundial para proteger el templo de Abu Simbel en Egipto el cual lo iban a dejar inundado por la construcción de una presa. Gracias a esta campaña este templo y el de Philae se desmantelaron, y se llevaron a un lugar seguro, montándolo de nuevo piedra a piedra.

Esta es nuestra primera lista de Patrimonios visitados. Disfrútenla!!

1) Muralla Romana de Lugo en España

Muralla Romana de Lugo

Muralla Romana de Lugo

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/987):

La muralla de Lugo fue construida a finales de siglo II para defender la ciudad romana de Lucus. Su perímetro se ha conservado intacto en su totalidad y constituye el más bello arquetipo de fortificación romana tardía de toda Europa Occidental.

2) Catedral de Nuestra Señora de Burgos en España

Catedral de Nuestra Señora de Burgos

Catedral de Nuestra Señora de Burgos

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/316)

La construcción de la Catedral de Santa María de Burgos comenzó en el siglo XIII, al mismo tiempo que la de las grandes catedrales francesas de la región de París, y finalizó en los siglos XV y XVI. Su espléndida arquitectura y la colección excepcional de obras maestras que alberga –pinturas, sitiales del coro, retablos, tumbas y vidrieras– son un verdadero compendio de la historia del arte gótico.

3) Torre de Hércules, La Coruña, España.

Torre de Hércules

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/1312)

La Torre de Hércules sirve como faro y emblema de la entrada al puerto de La Coruña (noroeste) desde el siglo I de nuestra era, cuando los romanos lo construyeron con el nombre de Farum Brigantium. Este faro monumental de 55 metros está edificado sobre una roca que de 57 metros de altura. La torre consta de tres niveles que se van estrechando hacia la cúspide y el primero de ellos corresponde a la estructura del faro romano. Adyacente a su base, se halla un pequeño edificio romano de forma rectangular. El sitio comprende también los petroglifos del Monte dos Bicos que datan de la Edad de Hierro, un cementerio musulmán y un parque de esculturas. Los cimientos romanos del faro se pusieron al descubierto durante una serie de excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el decenio de 1990. Desde la Edad Media hasta el siglo XIX, numerosas leyendas han ido jalonando la historia de la Torre de Hércules. Es el único faro de la Antigüedad grecorromana que ha conservado en cierta medida su integridad estructural y que sigue desempeñando la misma función.

4) Puente Colgante de Vizcaya, Portugalete, España.

Puente Colgante de Vizcaya

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/1217):

Este puente-transbordador monumental cruza el río Nervión en el estuario de Ibaizábal, al oeste de Bilbao. Diseñado por el arquitecto vizcaíno Alberto de Palacio y Elissague, el puente, de 45 metros de alto y 160 de largo, fue terminado en 1893. Para su realización se recurrió a la técnica tradicional de construcción metálica del siglo XIX, así como al uso innovador de cables de acero ligeros de torsión alternada. Fue el primer puente del mundo que permitió, simultáneamente, el paso de navíos por el río y el transporte de pasajeros y vehículos de una orilla a otra, gracias a una barquilla suspendida. Sirvió de modelo para la construcción de muchos puentes similares en Europa, África y las Américas, aunque muy pocos de ellos existen todavía. Debido al uso innovador de los cables de acero ligeros de torsión alternada, se considera que el Puente de Vizcaya es una de las realizaciones más notables de la Revolución Industrial en materia de arquitectura metálica.

5) Ciudad vieja de Santiago de Compostela, España.

Catedral de Santiago de Compostela

Ciudad vieja de Santiago de Compostela

Ciudad vieja de Santiago de Compostela

Breve Descripción (tomada de la página oficial de UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/347)

Sede de uno de los más célebres lugares de peregrinación de la cristiandad y símbolo de la lucha de los cristianos españoles contra el Islam, esta ciudad del noroeste de España fue arrasada por los musulmanes a finales del siglo X. Totalmente reconstruida en el siglo siguiente, Santiago de Compostela es una de las zonas urbanas de mayor belleza del mundo, realzada por sus monumentos románicos, góticos y barrocos. Los más antiguos se concentran en torno a la catedral, tumba del apóstol San Santiago, a la que se accede por el magnífico Pórtico de la Gloria.

6) La ruta del Camino de Santiago de Compostela, España.

La ruta del Camino de Santiago de Compostela

La ruta del Camino de Santiago de Compostela

La ruta del Camino de Santiago de Compostela

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/669)

Proclamado primer itinerario cultural europeo por el Consejo de Europa en 1987, el camino de Santiago es la ruta seguida por los peregrinos de todas las épocas desde la frontera franco-española hasta la ciudad de Compostela. Este itinerario está jalonado por más de 1.800 edificios religiosos y civiles de interés histórico. En la Edad Media, desempeñó un papel fundamental en los intercambios culturales entre la Península Ibérica y el resto de Europa. Hoy en día, sigue siendo un testimonio del poder que ejerce la fe cristiana en millones de europeos de toda condición social.

7) Catedral, Alcazar y Archivo de Indias en Sevilla, Sevilla, España.

Catedral de Sevilla

Alcazar de la Catedral de Sevilla

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO):

Estos tres edificios forman un conjunto monumental admirable en el corazón de Sevilla. La Catedral y el Alcázar son dos testimonios excepcionales de la civilización almohade y de la Sevilla cristiana, cuyo arte estuvo muy impregnado de la influencia mora desde la reconquista de la ciudad (1248) hasta el siglo XVI. El antiguo minarete de la Giralda, obra maestra de la arquitectura almohade, se yergue al costado de la catedral. Esta iglesia de cinco naves es el edificio gótico más grande de Europa y alberga la colosal sepultura de Cristóbal Colón. En la antigua lonja, convertida en Archivo de Indias, se conservan fondos documentales inestimables de las colonias españolas en América.

8) Monasterio de Batalha, Portugal.

Monasterio de Batalha

Monasterio de Batalha

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/264):

El monasterio dominico de Batalha fue erigido para conmemorar la victoria de los portugueses sobre los castellanos en la batalla de Aljubarrota (1385). Su construcción, que fue la principal empresa arquitectónica de los monarcas portugueses durante dos siglos, dio nacimiento a un estilo gótico nacional hondamente influido por el arte manuelino, como puede apreciarse en el claustro real, auténtica obra maestra de la arquitectura.

9) Centro Histórico de Oporto, Portugal

Centro Histórico de Oporto

Fachada de azulejos en el Centro Histórico de Oporto

Vista de la Ciudad de Oporto

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/755):

Situada en la desembocadura del Duero y escalonada sobre las laderas de las colinas que dominan el río, la ciudad de Oporto ofrece un paisaje urbano excepcional, testigo de su historia bimilenaria. Llamada “Portus” –el puerto– por los romanos, la ciudad siempre estuvo estrechamente vinculada con la actividad marítima, fuente de su prosperidad secular, de la que son exponentes sus numerosos monumentos, desde la catedral con coro románico hasta el edificio neoclásico de la Bolsa, pasando por la iglesia de Santa Clara, de estilo manuelino típicamente portugués.

10) Paisaje Cultural de Cintra, Portugal.

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/723):

En el siglo XIX Cintra se convirtió en el primer centro importante de la arquitectura romántica europea. El rey Fernando II transformó en palacio un monasterio ruinoso, recurriendo a la utilización de elementos arquitectónicos góticos, egipcios, moriscos y renacentistas que expresaban la nueva sensibilidad estética de la época, y creó un parque en el que se mezclaban las especies vegetales locales con las exóticas. La construcción de otras residencias señoriales en la sierra circundante, inspiradas en este modelo, dotó a Cintra de un conjunto único de parques y jardines que ejerció una gran influencia en el arte paisajístico europeo.

11) Ciudad Histórica de Meknés, Marruecos

Ciudad Histórica de Meknés

Ciudad Histórica de Meknés

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/793):

Fundada con fines militares en el siglo XI por los almorávides, Mequínez fue la capital del reino en tiempos del sultán Muley Ismail (1672- 727), fundador de la dinastia alauita. Este soberano construyó una impresionante ciudad de estilo hispano-morisco, rodeándola de altas murallas, jalonadas de puertas monumentales, que muestran todavía hoy la armoniosa fusión del estilo arquitectónico islámico con el europeo en el Magreb del siglo XVII.

12) Medina de Fez, Fez, Marruecos.

Medina de Fez

Medina de Fez

Curtiembre en Medina de Fez

Medina de Fez

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/170):

Sede de la universidad más antigua del mundo, la ciudad de Fez fue fundada en el siglo IX y alcanzó su apogeo bajo la dinastía de los merinidas en los siglos XIII y XIV, cuando reemplazó a Marrakech como capital del reino. El tejido urbano y los principales monumentos de su medina –madrazas, fondacs, palacios, mansiones, mezquitas, fuentes, etc. – datan de este periodo. A pesar del traslado de la capital a Rabat, efectuado en 1912, Fez sigue conservando su condición de capital cultural y espiritual del país.

13) Medina de Marrakech, Marrakech, Marruecos.

Medina de Marrakech

Mercado de especial en la plaza de Jamaa El Fna

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/331)

Fundada en 1070-1072 por los almorávides (1056-1147), Marrakech fue durante mucho tiempo un importante centro político, económico y cultural del Occidente musulmán, con una gran influencia en todo el norte de África y Andalucía. De ese periodo datan varias edificaciones impresionantes como la mezquita de Kutubiya, la casba, las murallas almenadas y las puertas monumentales, así como los jardines. Posteriormente, la ciudad se engalanaría con otras joyas arquitectónicas como el palacio Bandia, la madraza de Ben Yussef, las tumbas saadianas, numerosas mansiones señoriales y la plaza de Jamaa El Fna, verdadero teatro al aire libre.

14) Ksar de Ait Ben Hadu, Sahara, Marruecos.

Ksar de Ait Ben Hadu

Ksar de Ait Ben Hadu

Ksar de Ait Ben Hadu

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/444)

Formado por un conjunto de edificios de adobe rodeados por altas murallas, el ksar es un tipo de hábitat tradicional presahariano. El de Ait Ben Hadu, situado en la provincia de Uarzazat, es un es un ejemplo notable de la arquitectura del sur de Marruecos.

15) Béguinages Flamencos, Brujas, Bélgica

Béguinages Flamencos

Béguinages Flamencos

Breve Descripción (tomado de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/855):

Las ”béguines“ eran mujeres que consagraron su vida al servicio de Dios sin retirarse del mundo. En el siglo XIII fundaron los ”béguinages“, recintos que correspondí­an a sus necesidades espirituales y materiales. Los ”béguinages“ flamencos son conjuntos formados por casas, iglesias, dependencias y zonas verdes, que están estructurados con arreglo a un trazado de carácter urbano o rural. Construidos en los estilos arquitectónicos tí­picos de Flandes, son el testimonio excepcional de una tradición religiosa nacida en el noroeste de Europa en la Edad Media.

16) Centro Histórico de Brujas, Brujas, Bélgica.

Centro Histórico de Brujas

Centro Histórico de Brujas

Centro Histórico de Brujas

Centro Histórico de Brujas

Breve Descripción (tomado de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/996)

La ciudad de Brujas es un ejemplo excepcional de asentamiento humano medieval que ha conservado su tejido urbano histórico tal como ha ido evolucionando a lo largo de los siglos. Sus construcciones góticas primigenias forman parte de la identidad de esta capital comercial y cultural de la antigua Europa, que estableció vínculos culturales con distintas partes del mundo. El nombre de Brujas está estrechamente unido a la escuela de pintura de los primitivos flamencos.

17) La Grand Place, Bruselas, Bélgica.

La Grand Place

La Grand Place

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/857):

La Plaza Mayor de Bruselas es un conjunto extraordinariamente homogéneo de edificios públicos y privados que datan en su mayorí­a del siglo XVII. Su arquitectura es un excelente compendio y una viva ilustración del nivel alcanzado en este periodo por la vida social y cultural en este importante centro polí­tico y comercial.

18) Budapest con las orillas del Danubio, el barrio del Castillo de Buda y la Avenida Andrássy, Budapest, Hungría.

Parlamento de Bruselas a orillas del Danubio

Castillo de Buda

Castillo de Buda de noche

Breve Descripción (tomada de la página oficial de la UNESCO: http://whc.unesco.org/en/list/400):

Este sitio conserva vestigios de monumentos que han ejercido una gran influencia en la arquitectura de diversas épocas, por ejemplo los de la ciudad romana de Aquincul y el castillo gótico de Buda. El paisaje urbano de Budapest es uno de los más bellos del mundo y es sumamente ilustrativo de los periodos de esplendor de la historia de la capital húngara.

¡ESPERAMOS HAYAN MUCHOS POSTS DE ESTAS MARAVILLAS DE LA HUMANIDAD!

Páginas de internet de utilidad:

UNESCO World Heritage Convention: http://whc.unesco.org/

 

Tags:

No pensábamos ir al Sahara pero valió la pena

Hoy cumplimos 10 días en Marruecos. Hemos conocido quizá lo mas representativo (o al menos lo mas turístico y famoso) de este país: tres de las llamadas Ciudades Imperiales (Fez, Marrakech y Meknés), también estuvimos en un maravilloso y hermoso pueblo llamado Chefchaouen, experiencia que merecerá un post aparte y por último, hiy aunque no estaba en nuestros planes nos fuimos a hacer un Safari por el desierto del Sahara.

La verdad hay que decirla y esta es una confesión pública: el Sahara lo ubicábamos en otros países, pero no en Marruecos. De la ignorancia nos sacó una nueva amiga Australiana, Rebecca, a quien conocimos en un bus de Chefchaouen a Fes y nos recomendó este viaje. Excelente idea: fue algo muy diferente y especial y salimos de una parte de nuestra ignorancia geográfica!

El viaje comienza en Marrakech, camino a las dunas de arena de Zágora vía Tizin’tichka Pass (2260m) que está en el cohacia las montañas del Alto Atlás. Un paisaje rocoso y unas carreteras serpentiantes (e intimidantes por sus abismos) nos acompañan por casi 200 kilómetros.

Hay que mantener los ojos abiertos para ver los diferentes pueblos Bérberos incrustados en las montañas.

La primera gran parada es en Ait Ben Haddou, uno de los mas maravillosos Kasbahs del mundo y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Este auténtico pueblo Bérbero ha servido de escenario para muchas películas de Hollywood, entre ellas, Lawrence de Arabia, Hidalgo, Babel, Cleopatra y quizá la mas renombrada de todas: Gladiador.

Seguimos a Ouarzazate, la capital cinematográfica de África, antes de tomar camino a Zágora. Allá nos esperaban unos hermosos, nobles y olorosos dromedarios que con paciencia nos llevaron hasta la tienda de campaña en donde pasamos la noche encima de cualquier colchón y debajo de cualquier cobija que encontramos.

Con el cuerpo adolorido, pero felices de habernos decidido a hacer este plan, tomamos de nuevo transporte por casi 6 horas para llegar de vuelta a Marrakech.

 
2 Comments

Posted by on May 9, 2011 in Africa, Marruecos