RSS

No es mito, es realidad: en China comen de TODO!

18 Sep

¿Y quién no ha escuchado que en China comen de todo? Pues nosotros no éramos la excepción. Sin embargo, como ocurre con tantos mitos urbanos que a fuerza de quedar en boca de tantas personas se van volviendo verdad, necesitábamos verificarlo en vivo y en directo, sin que nadie más nos lo dijera.

El primer acercamiento a la posibilidad de que en China comen de todo, no fue en este país sino en uno vecino, pero que tiene mucha influencia del gigante asiático: Vietnam. Estábamos haciendo un viaje de tres días por el delta del rio Mekong en el sur del país y en el restaurante del primer piso del hotel en donde nos hospedamos en Can Tho, ordenamos un arroz con vegetales sin haber visto antes su extenso menú. Una vez que el mesero se retiró a movilizar nuestro pedido, vimos que en la carta ofrecían una serie de platos gourmet que no nos dejaron parpadear por un rato, entre ellos: culebra (freída con champiñones chinos y la clásica!: frita con noodles); rana (freída con picante y freída en mantequilla…. Huuuum! Esto se está poniendo bueno!!); pájaro (a la parrilla, con guiso y por supuesto: en mantequilla!) y el rey de todos los platos, el que hace poner de pie y aplaudir a los más exquisitos y exigentes paladares: RATA!, pero no vayan a creer que es una rata simple e insípida, no!, la sirven frita con cebolla y también a la parrilla!

Menú con serpiente, rana y pájaro, Can Tho, Vietnam

Menú con rata! Can Tho, Vietnam

Después de ver ese suculento menú se nos comenzó a remover el estómago de solo pensar que nuestro arrocito con vegetales estaba siendo freído en la misma olla en la que fueron cocinados estos manjares. Pero quedamos en shock, no reaccionamos, y  nos vimos comiendo este arroz y a la vez rezando para que no nos fuera a sentar mal. Pasaron las horas y todo en orden.

20 días después llegamos a la hermosa y monumental Beijing (su nombre en español es realmente Pekín), capital de la República Popular China. Su municipalidad es del tamaño de Bélgica y tiene una población de aproximadamente 22 millones de personas. Es decir, es una ciudad enorme. En el segundo de los siete días en los que estuvimos allí, salimos de visitar el majestuoso Palacio Imperial, más conocido como la Ciudad Prohibida, lugar que para recorrerlo bien se requiere un día entero, y nos pusimos en la búsqueda de un lugar cercano para comer, teníamos muchísima hambre. Vimos en el mapa que muy cerca (es decir a unas 10 cuadras) había una calle comercial extensa y bien referenciada, y que en su extremo sur, se localizaba un lugar para nunca olvidar, se trata del muy tradicional Donghuamen Night Market (Mercado Nocturno de Donghuamen), localizado en la calle de nombre Dong’amen Dajie, cercano a Wangfujing Dajie, una calle comercial muy moderna donde la antigua y tradicional China parece transformarse en un centro comercial de cualquier país desarrollado, e incluso más, con todas las marcas de lujo existentes a la orden del día.

Calle comercial Wangfujing Dajie

Almacen Nike de Pekín

El ambiente tradicional del mercado Donghuamen se siente desde antes de ingresar. Un arco tradicional chino, que regularmente está puesto allí siguiendo algún principio del Feng Shui, es la entrada al lugar. Solo basta poner un paso en el mercado y lo primero que llama la atención son los alacranes vivos engarzados en un palillo de madera, acompañados de estrellas y caballitos de mar. Todo listo para irse a la parrilla y comerse fresco. Avanzamos un poco más y encontramos gusanos de seda y cucarrones.  En una olla había albóndigas de lo que podría ser sesos de perro y al lado pulpo y calamares. Hasta acá ya habíamos visto mucho, pero quedaba más, mucho más: serpiente, caballo, pájaros, arañas, escorpiones, un animal con las alas desplegadas y que seguramente era murciélago. Y, atención: esto fue lo que logramos identificar! Quién sabe que más animales de este zoológico se pudieran encontrar y no nos enteramos de qué se trataban. Qué dicha que fuimos con el estómago vacío!

Alacranes vivos, estrellas y caballitos de mar

Alacranes, gusanos de seda, estrellas y caballitos de mar

A la derecha algo que parece cucarrones

Pulpo, calamar y albóndigas de, al parecer, sesos de perro

Todo a 10 Yuanes, aprovechen!!

Carne de... mejor no preguntar...

Escorpiones y gusanos de seda

Al fondo Stinky Tofu, y al frente culebra de rio, calamares y (...a qué se les parece el resto?)

Os apetece un chuzo de pajaritos frescos?

Oveja o cordero? No pregunten y coman...!

Otras delicias...

Pulpo, calamares y a la derecha albóndigas de ...

Al frente arañas, al fondo: murciélago?, a la derecha: escorpiones y alacranes

Más pajaritos para la señora?

¡Acá estuvimos!

¡Acá estuvimos!

El mercado nocturno de Donghuamen en Pekín así como el restaurante de Can Tho en Vietnam creo que nunca los olvidaremos. Vale decir que en medio de la gran sorpresa que da ver este show callejero, la repulsión de ciertos olores (como el del stinky tofu (tofu apestoso)) e imaginarnos a la gente comiendo estos platos, la verdad que disfrutamos mucho estos encuentros con esta parte de la gastronomía asiática. No es fácil entender cómo pueden comer todo lo que comen, y aunque no sabemos si este consumo masivo de animales está causando un daño mayor a alguna especie en particular o al medio ambiente, solo podemos respetar esta, que es una más, de las diferencias culturales entre ellos y nosotros.

Buen Apetito!!

P.D.1: Y pensar que en Colombia se considera “extremo” comer hormigas culonas!

P.D.2: Al lado de nuestro hostal, que quedaba localizado en un Hutong (calle tradicional de Pekín), también nos encontramos con otro exquisito plato: burro!

Carne de burro

 

P.D.3: Algún día, buscando algo para comer en la calle, ingresamos a un centro comercial muy lujoso y entramos a un restaurante típico con el ánimo de probar algo local. Comenzamos a revisar el menú, y el primer plato de la carta era: cerebros de cerdo, con foto a gran escala y todo! McDonald´s terminó siendo el lugar escogido…

P.D.4: No nos queríamos ir en blanco sin probar alguno de los platos típicos de la ciudad, y nos decidimos a probar quizá el más famoso de todos: el Pato a la Pekín. Fuimos al restaurante que volvió famoso el Pato a la Pekín en el mundo, se trata del Qianmen Quanjude Roast Duck Restaurant. Toda una institución en el arte de preparar este delicioso plato desde 1846.

Entrada al Quanjude Roast Duck Restaurant

Patos listos para ingresar al horno

El chef cortando nuestro pato a la Pekín


 
8 Comments

Posted by on September 18, 2011 in Asia, China

 

Tags: , , , ,

8 responses to “No es mito, es realidad: en China comen de TODO!

  1. malaquita

    September 18, 2011 at 9:00 am

    Chicks, este post llegó muy oportuno, cuando estábamos mirando en el mapa cómo llegar al mercado. Decidimos no ir, con sus fotos ya nos hacemos a una idea, ya saben que esto de los animales nos da muy duro. Un abrazo y espero que esté todo perfecto en Australia.

     
  2. Mariajo

    September 18, 2011 at 1:08 pm

    Moooni en ese momento el apio con limón era el mejor manjar!

     
  3. FA

    September 18, 2011 at 8:36 pm

    Errrrrrd…!… Burro?…. un caldito de raíz para los jóvenes?

     
  4. Diana Henao

    September 19, 2011 at 4:11 pm

    Amigos, que experiencias…… ;P

     
  5. Elena Alonso Martin

    September 22, 2011 at 11:13 am

    Ja, ja, ja!!! Increíble!!

     
  6. paula

    October 16, 2011 at 7:22 pm

    tio los amoooooo muchooo…pero jummm me dio dolor de estomago de ver todo esoo..

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: