RSS

En Dinamarca hay dos reinas, una es la bicicleta. (por: Juan P.)

27 Jul

Nuestra visita a Dinamarca tuvo todo de especial. En primer lugar, después de 16 años estaba regresando a este país en el que viví cuando hice mi intercambio estudiantil. Era regresar a ver todo de nuevo con “ojos de adulto” tal como le decía a Mónica. Cuando atravesamos de Alemania a Dinamarca en tren, hubo cosquilleo en el estómago y hasta ojos aguados cuando nos acercábamos a la estación de Horsens en donde Niels, mi “papá” de intercambio, nos estaría recibiendo.

Re encontrarme con mi familia danesa (así lo siento) fue todo un gran suceso. Anna, Niels, Martin y Sofía, nos hicieron sentir realmente como en casa. Viajamos con ellos a varios lugares, estuvieron pendientes de nosotros todo el tiempo, fueron generosos y amorosos, la amistad con ellos es del corazón y se acrecentó más después de esta visita.

Después de pasar una semana larga en su casa en Glud, al este de la península de Jutlandia, nos dirigimos a Copenague, la capital del país. Es una ciudad absolutamente encantadora, con mucha personalidad, cosmopolita y elegante. Un lugar limpio, seguro, y súper fácil de conocer. Esta ciudad tiene, aparte de sus sitios más famosos como el parque de diversiones de Tivoli, la Sirenita, la Opera y otros, tiene el atractivo de ser un museo callejero de tiendas de diseño, las hay en todas las esquinas y de todos los tipos. La fama de ser la capital mundial del diseño, la tiene muy bien ganada. Eso sí, el que quiera economía, mejor busque en otro lugar, Copenague es una ciudad en extremo costosa, aunque quizá, si sirve de consuelo, hay otras que pueden serlo más como Londres o Paris.

La ciudad nos recibió con uno de los eventos más importantes del año, el Festival de Jazz. Había música en todas las esquinas, miles de conciertos públicos y privados y un ambiente relajado y delicioso. Acá una muestra fotográfica de algunos de los conciertos en los que estuvimos:

Hay algo que salta a la vista cuando se llega a este ciudad y es el gran número de personas que se transportan en bicicleta. La ciudad lleva invirtiendo seriamente desde hace décadas en convertir la bicicleta en el medio de transporte principal, y espera para 2015 que el 50% de las personas que van al trabajo y al estudio se transporten en bicicleta. Según pudimos averiguar esta cifra ya está cerca de cumplirse.

La mayoría de las calles tienen vías exclusivas para ciclistas, y lo que es mejor, los conductores de carro las respetan completamente. El uso de la bicicleta va más allá de ser un medio de transporte, y una forma de ejercicio, es definitivamente un estilo de vida. Personas de todas las edades, género, tipo de trabajo, nivel social, las usan. Se puede ver a la señora de 70 y más años montada en una, así como a una hermosa escandinava a la moda de pies a cabeza (sí, en tacones y mini falda) saliendo de un café de la ciudad camino a su casa. Los papás no transportan a sus hijos en carros contaminantes del ambiente, los meten en compartimentos de la parte frontal de sus bicicletas, cómodamente y con cinturón de seguridad. El mercado no se hace en carro y menos en moto, se hace en bicicleta. Las parejas no salen tampoco en carro, se ponen de acuerdo para verse en algún lugar y ambos llegan en bicicleta.

Copenague quiere que todos se transporten en dos ruedas, incluso los que no tienen y también los turistas.  Por eso es la primera ciudad europea en ofrecer bicicletas gratis! Si, así es, gratis. El famoso Bycycler (http://www.bycyklen.dk) permite que cualquiera pueda rentar una bicicleta gratuitamente. Hay alrededor de 1,000 bicicletas disponibles desde el 1 de mayo hasta el 15 de diciembre. La forma en que funciona es así de simple: si tiene suerte de encontrar una bicicleta gratis, se deposita una moneda de 20 coronas danesas en el stand para que la bicicleta se libere. Cuando haya terminado de usar la bicicleta, se devuelve al stand y ahí le devuelven la moneda. Más sencillo no pudieron haberlo inventado.

Pienso en la ciudad de San José, y en la provincia del mismo nombre, en Costa Rica, donde vivo, y me da tristeza ver que en muchas calles no hay siquiera andenes para que la gente pueda caminar cómoda y tranquilamente. Soñar con que la ciudad pueda dar un giro y convertir a la bicicleta como su medio de transporte principal es posible, solo se requiere políticos con visión y una ciudadanía que empuje por proyectos de este estilo. Costa Rica es un país amante de la naturaleza y quiere convertirse en país carbono neutro en algunos años, por qué no pensar que el uso masivo de la bicicleta es un medio para lograr este objetivo? ¡Qué gran ejemplo le darían al mundo entero!

Pienso también en Bogotá, en donde gracias a la fantástica administración del alcalde Peñalosa, la ciudad comenzó a pensar y a actuar en pro de conseguir que su gente se transporte en bicicleta. Se construyeron kilómetros de ciclo-rutas, se llevó a cabo una campaña de concientización de los beneficios del uso de la bicicleta sobre otros medios de transporte y se institucionalizó el “Día sin carro” para llamar la atención sobre los beneficios de los medios de transporte con menor impacto ambiental y mayor impacto en la buena salud de su gente. Sin embargo, posteriores administraciones no le dieron la misma prioridad a este tema y muy a mi pesar, en abril de este año que estuve una semana en Bogotá, pude ver que muy pocas personas hacen ya uso de las ciclo-rutas, los peatones no están respetando los carriles exclusivos de los ciclistas y la ciudad está sumida en un caos de transporte venenoso para la salud mental y física de todos sus habitantes. ¿Por qué será que no somos efectivos en perpetuar las grandes y visionarias ideas que tanto escasean en la clase política de Colombia?

Aprendamos de Copenague ese amor por cosas simples y buenas y que a veces pasan desapercibidas para muchos como es una bicicleta.

Los dejo con un video de 9 minutos que tomé caminando por cualquier calle de la ciudad. Los invito a ver este maravilloso espectáculo del uso del “caballito de acero” (como le llamaban a la bicicleta del colombiano “Lucho” Herrera cuando conquistaba las montañas Europeas). Dos preguntas para meditar mientras ven el video:

1. ¿Cuántas bicicletas se ven por cada carro?

2. ¿Cuántas actividades diferentes están haciendo las personas en su bicicleta?

Hacer clic en el siguiente link: http://www.youtube.com/watch?v=k2LC6mNX8KU&feature=youtube_gdata_player

¡A BICICLETIAR TODO EL MUNDO!

Ah! La segunda reina de Dinamarca se llama Margarita, de ella hay mucho que hablar, pero todo lo pueden encontrar en Google, así que si hay interés ya saben qué hacer…

 
4 Comments

Posted by on July 27, 2011 in Dinamarca, Europa

 

Tags: , , , , , , , ,

4 responses to “En Dinamarca hay dos reinas, una es la bicicleta. (por: Juan P.)

  1. Mauricio Ramírez

    July 27, 2011 at 4:53 pm

    ME GUSTO LA FORMA COMO TRATO TEMAS TAN DE SENTIDO COMÚN DE LA HUMANIDAD……….EL BUEN VIVIR!!!!!!!!

     
  2. malaquita

    August 5, 2011 at 8:13 am

    Definitivamente tenemos mucho que aprender. Yo pongo mi granito de arena caminando al trabajo todos los días, David usa la bicicleta pero hay momentos en que me parece muy peligroso (cuando sale tarde en la noche por ejemplo). Muchas gracias por la crónica! Alex

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: